domingo, 5 de julio de 2015

PROCESIONES















EN EL SIGLO XVIII, el auge procesional que se había desarrollado en Valladolid se perdió. Dejaron de sacarse a la calle los grandes pasos, que fueron desmembrados, repartiéndose las figuras por toda la ciudad. Hasta 1920 no volvió a recuperarse el sentido barroco de las procesiones, sacándose a la calle las escenografías de los pasos tras una difícil reconstrucción.