domingo, 14 de junio de 2015

DÉDALO


















CUANDO MINOS, FURIOSO por la huída de Dédalo, emprende su búsqueda, no pregunta por su nombre, ni por su profesión de arquitecto, ya que sabe que se esconde tras una nueva identidad. Le busca preguntando por un hombre capaz de hacer entrar y salir una hormiga por el vértice de una concha (serie de anillos ascendentes y descendentes con movimiento de regreso eterno, como en la "Cinta de Moebius II" de Escher...).

Según otra versión, ofrecía una recompensa a quien pudiera pasar por la concha una hebra de lino, tarea que sólo podía ser realizada por el constructor del laberinto...