martes, 1 de julio de 2008

SANTOS

SANTO O APÓSTOL sin identificar, mosaico en San Apolinar en Classe.

A VECES, ALGUNOS escritores muy cultos atribuyeron prodigios a los santos que ya se atribuyeron a Píndaro, Platón y otros clásicos. Por ejemplo, a San Ambrosio niño le entró un enjambre de abejas por la boca y ello fue indicio de su gran elocuencia, sabiduría y dulzura ("ambrosía"): lo mismo le pasó a Platón. San Ambrosio convenció y bautizó a San Agustín (y a su hijo Adeodato en 387 d.C.); impidió la entrada a la catedral de Milán a Teodosio por la matanza de Tesalónica en 390 d.C.

No hay comentarios: